Mi secadora no seca ¿qué puedo hacer?

¿Qué hay cuando mi secadora no seca? ¿qué se puede hacer para solucionar de inmediato este inconveniente? En este artículo se explicará paso a paso qué se debe hacer para detectar por qué no funciona la secadora.

Si la secadora no seca no es el fin

En el caso de que la secadora deje de secar, no debes entrar en pánico, pues es probable que lo puedas resolver. La mayoría de los casos en que las secadoras no secan, la causa es falta de mantenimiento. En otros, se debe a los componentes eléctricos que han sufrido algún daño.

Tambor de la secadora

Sea como fuese, lo importante es que sí hay solución a estos inconvenientes. Incluso, en ocasiones ni hará falta que llames a un especialista para que te ayude a resolver el problema.

Claro, antes de saber cómo solucionar el problema o inconveniente, es necesario conocer la forma en que trabajan las secadoras.

Los pasos dependen del funcionamiento de secadora

Las secadoras trabajan con distintos funcionamientos y principios, pero todas tratan de llegar al mismo destino: secar la ropa. Es importante identificar qué clase de secadora se tiene en el hogar.

Cuando ya has identificado esto, te puedes colocar manos a la obra y detectar cuál podría ser el problema realmente. Por ello, las soluciones más inmediatas dependen de qué secadora tienes en tu hogar:

Si mi secadora de condensación no seca

Con la secadora de condensación el aire del alrededor pasa por una tubería de absorción hasta llegar a unas resistencias. Dado que las resistencias se encuentran calientes, al pasar ellas, el aire se calienta mucho y se dirige hacia el tambor donde está la ropa.

Al momento de tener contacto con ella, el aire caliente absorbe la humedad y sale hasta llegar al espacio de condensación. Al enfriarse, el vapor se vuelve agua y va hacia un envase o una tubería de salida.

De allí que, una de las revisiones que se debe realizar son las fuentes de entrada de aire. Si no pasa aire por las resistencias, estas no tendrán nada que calentar y, por ende, no llegará aire caliente al tambor. En tal caso, debe limpiarse y eliminar cualquier obstáculo en la boca de succión.

Además, las fuentes de salida tienden a taparse debido a las pelusas que desprenden las ropas ocasionando que la secadora no haga su trabajo. De ahí la importancia de limpiar y eliminar cualquier cosa que obstaculice la salida del agua.

Hacer una limpieza del filtro de la secadora después de cada ciclo de secado hará que tu secadora tenga más vida útil

Otro factor que puede hacer que la secadora no seque es que las resistencias ya no estén trabajando al 100%. Hacer revisión trimestral o semestral de esto ayudará a detectar el momento oportuno para cambiarlo.

Si mi secadora de evacuación no seca

En el caso de la secadora de evacuación, el aire del alrededor pasa por medio de unas tuberías hasta llegar a unas resistencias. Después de que el aire haya tenido contacto con las resistencias, se calienta y se dirige al tambor donde está la ropa húmeda.

Allí, el vapor absorbe la humedad y se dirige a la tubería de salida para ser drenado. Por ello, se debe limpiar la tubería de entrada de aire. Así circulará el aire necesario pasando por las  resistencias, calentándose y llegando al tambor para secar la ropa.

¿Tu secadora no seca? Descubre qué hacer en ese caso

Es importante que inspecciones que las tuberías de salida de aire y agua no tengan algún impedimento al momento de ser desechadas. Porque esto podría causar un colapso, haciendo que la secadora no haga su trabajo.

Además, con el paso del tiempo puede que las resistencias vayan perdiendo fuerza o el bajo voltaje influya en su rendimiento. Sea como sea, esto hace que la secadora deje de funcionar.

Es por ello que deberás verificar cada cierto tiempo el estado de las resistencias de tu secadora, de modo que evites problemas mayores.

Si mi secadora con bomba de calor no seca

La secadora con bomba de calor tiene una característica particular. En este caso, el aire que circula por el sistema es echado por un ventilador interno. El aire que expulsa se dirige al calentador que contiene un líquido con la capacidad de generar altas temperaturas, calentando el aire.

Este sale del calentador y se dirige hacia el tambor donde está la ropa húmeda. Allí, el aire caliente hace que la humedad de la ropa se evapore y terminan secándose.

Limpiar el filtro ayuda a un secado más eficiente

El aire caliente en conjunto con la humedad pasa a un condensador. Al enfriarse el aire de vapor se vuelve agua y el aire se seca.  El aire frío y seco sale del condensador y vuelve al calentador para comenzar con el ciclo de nuevo.

En el caso de que la secadora no quiera secar hay que ver si tiene suficiente refrigerante. No olvides examinar si el líquido para calentar es suficiente o hay que añadirle un poco más. Asimismo, se debe limpiar el filtro para que la secadora funcione.

Lee nuestra comparativa sobre las mejores secadoras de Conforama y encuentra la ideal para tu hogar.

Sugerencias generales

Lee estos consejos adicionales para que puedas identificar a tiempo un problema, y de esta forma evitarás problemas serios a tu dispositivo, dándole una vida útil por más años.

  1. Observar si hay alguna desviación de calor que pueda perjudicar el secado. Quizás una ruptura o que los sellos están dañados. En tal caso, debe ser reparado o cambiado.
  2. Como estas máquinas trabajan con calor, es necesario que la temperatura del ambiente sean mayor a los 5°c.
  3. Examinar los sensores. Estos son los que dan las señales para que el proceso de secado se lleve a cabo. Hay que ver si están en buen estado y cumpliendo con el papel asignado. De no ser así, hay que reponerlos.
  4. Observar el funcionamiento del termostato para ver si la secadora permite que el aire se caliente a la temperatura adecuada o no.
Cómo solucionar los problemas de tu secadora

Anteriormente, una de las tareas más difíciles en el hogar era lavar la ropa. Además, en muchas zonas las temperaturas o la humedad en el ambiente dificultan que la ropa se seque fácilmente.

La invención de las lavadoras y secadoras sin dudas han hecho más fácil la vida de las personas, ayudando a ahorrar tiempo y energías. De hecho, ha habido tantos avances en los últimos años que hasta el más pequeño de la casa puede lavar su propia ropa e incluso secarla.

Así que no dejes que un pequeño problema baje tu calidad de vida. Ahora puedes decir: Sé qué hacer si mi secadora no seca.

Danos tu opinión
símbolos de secado

Próxima entrada

Conoce el significado de los símbolos de la secadora ...