Estas funcionales toallitas para secadoras de ropa sirven para evitar la estática u electricidad que se genera dentro del tambor. A la vez, brindan gran suavidad y una rica fragancia a tu ropa, para que las prendas salgan listas para usar.

Las labores del hogar suelen generar mucho estrés. Lavar y secar la ropa puede resultar una tarea engorrosa. Pero es posible hacer esta tarea mucho más liviana.

En ese sentido, usar una secadora de ropa te permite ahorrar una gran cantidad de tiempo, facilitándote la vida.

¿Cómo se usan las toallitas para secadoras de ropa?

Ya lo habrás visto en este portal, existen diversos tipos de secadoras de ropa, y muchísimos modelos, cada uno de ellos adecuado a tus necesidades. Dentro de la tarea del secado puedes hacer tu tarea mucho más fácil y agradable aún.

Tips para usar las toallitas para secadoras

¿Cómo? A través del uso de las toallitas para secadoras. Son unos paños, generalmente de tela sintética, que se echan  a la lavadora cada vez que la usas.

¿Para qué sirven?

Sirven para:

  • Evitar la estática que se produce por la electricidad dentro del tambor de la secadora.
  • Suavizar las telas y prendas.
  • Prevenir la formación de pelusas.

¿Por qué es conveniente usarlas?

Son varios los motivos. Por un lado, todas las personas quieren tener prendas que huelan rico, ¿verdad?  Y muchas veces, al salir una prenda de la lavadora ha perdido casi todo su perfume.

Por eso, para asegurarte que tras pasar por la secadora de ropa, tus prendas favoritas todavía huelan bien, es que se recomienda el uso de toallitas.

Otros usos para las toallitas para secadoras

Igualmente, como te señalamos más arriba, evitan la estática persistente. Te preguntarás porqué esto es algo relevante. Pues, las descargas  que generan en las prendas son bastante molestas. Con estas toallitas, todo eso será parte del pasado.

Por último, sirven para dejar las prendas como nuevas. Al evitar que se apelmacen, cuando salen de la secadora, es como si recién las hubieses estrenado.

¿Dónde puedo conseguir las toallitas para secadora?

Generalmente, las marcas que venden este tipo de toallitas son las que comercializan jabones en polvo, productos de limpieza o las mismas marcas de secadoras de ropa.

Una de la más populares es la marca Downy, de la multinacional P&G. Ofrece diversas fragancias y tamaños, para adecuarlas a cada  necesidad.

Lógicamente, comprar las toallitas te generará un costo extra. Si bien en el mercado existen toallitas de todos los precios, debes tener en cuenta que éstas no son reutilizables, por lo que será necesario comprar un paquete al menos de manera mensual.

¿Se le puede dar otros usos a las toallitas para secadoras?

Sí, la respuesta a esta pregunta es que sí hay otros usos. Una de las últimas innovaciones que han surgido es la posibilidad de reutilizarlas.

Como bien sabrás, cada vez más marcas apuntan a hacer un uso sustentable de sus productos, y han largado toallitas ecológicas o reutilizables.

Son de tela, y se pueden lavar, para que ser usadas en varios ciclos de secado. La desventaja de estos productos es que no retienen demasiado tiempo el perfume, por lo que el resultado no será el mismo que con las descartables.

Igualmente, es cuestión de que las pruebes y elijas la mejor.

Otros usos de las toallitas para secadoras…

Al ser húmedas y estar impregnadas con una riquísima fragancia, algunas personas les han descubierto otros usos extras. Por ejemplo, sirven para limpiar superficies con polvo, dejando el plus de un riquísimo aroma.

Los mejores usos para toallitas para secadoras

Si colocas estos prácticos pañitos en los filtros del aire acondicionado, te aseguras una refrigeración cien por ciento perfumada.

También puedes usarlas para combatir los malos olores de tu bote de basura. Las colocas en el fondo de éste, y te evitas todos los disgustos que puede provocarte la basura.

¿Tu olla tiene grasa que es difícil de quitar? Deja remojando por una hora con agua y una toallita… Luego de ese tiempo podrás eliminar fácilmente esa grasa pegada

Elimina la electricidad estática de tu cepillo para el cabello con estos útiles pañitos

¿Quieres más? Si eres un viajero frecuente y te preocupa el estado de tu ropa, coloca unas cuantas toallas en el fondo de tu equipaje. Así al llegar del hotel tengas prendas totalmente perfumadas.

Seguramente que tras leer este artículo te ha picado el gusanillo de la curiosidad y quieres ir a probarlas, por todos los beneficios que le generan a tus prendas de vestir.

No pierdas tiempo, ve al supermercado más próximo y prepárate para que tus prendas tengan una suavidad que pocas veces habrás visto antes.

Estas funcionales toallitas para secadoras de ropa sirven para evitar la estática u electricidad que se genera dentro del tambor. A la vez, brindan gran suavidad y una rica fragancia a tu ropa, para que las prendas salgan listas para usar.

Las labores del hogar suelen generar mucho estrés. Lavar y secar la ropa puede resultar una tarea engorrosa. Pero es posible hacer esta tarea mucho más liviana.

En ese sentido, usar una secadora de ropa te permite ahorrar una gran cantidad de tiempo, facilitándote la vida.

¿Cómo se usan las toallitas para secadoras de ropa?

Ya lo habrás visto en este portal, existen diversos tipos de secadoras de ropa, y muchísimos modelos, cada uno de ellos adecuado a tus necesidades. Dentro de la tarea del secado puedes hacer tu tarea mucho más fácil y agradable aún.

Tips para usar las toallitas para secadoras

¿Cómo? A través del uso de las toallitas para secadoras. Son unos paños, generalmente de tela sintética, que se echan  a la lavadora cada vez que la usas.

¿Para qué sirven?

Sirven para:

  • Evitar la estática que se produce por la electricidad dentro del tambor de la secadora.
  • Suavizar las telas y prendas.
  • Prevenir la formación de pelusas.

¿Por qué es conveniente usarlas?

Son varios los motivos. Por un lado, todas las personas quieren tener prendas que huelan rico, ¿verdad?  Y muchas veces, al salir una prenda de la lavadora ha perdido casi todo su perfume.

Por eso, para asegurarte que tras pasar por la secadora de ropa, tus prendas favoritas todavía huelan bien, es que se recomienda el uso de toallitas.

Otros usos para las toallitas para secadoras

Igualmente, como te señalamos más arriba, evitan la estática persistente. Te preguntarás porqué esto es algo relevante. Pues, las descargas  que generan en las prendas son bastante molestas. Con estas toallitas, todo eso será parte del pasado.

Por último, sirven para dejar las prendas como nuevas. Al evitar que se apelmacen, cuando salen de la secadora, es como si recién las hubieses estrenado.

¿Dónde puedo conseguir las toallitas para secadora?

Generalmente, las marcas que venden este tipo de toallitas son las que comercializan jabones en polvo, productos de limpieza o las mismas marcas de secadoras de ropa.

Una de la más populares es la marca Downy, de la multinacional P&G. Ofrece diversas fragancias y tamaños, para adecuarlas a cada  necesidad.

Lógicamente, comprar las toallitas te generará un costo extra. Si bien en el mercado existen toallitas de todos los precios, debes tener en cuenta que éstas no son reutilizables, por lo que será necesario comprar un paquete al menos de manera mensual.

¿Se le puede dar otros usos a las toallitas para secadoras?

Sí, la respuesta a esta pregunta es que sí hay otros usos. Una de las últimas innovaciones que han surgido es la posibilidad de reutilizarlas.

Como bien sabrás, cada vez más marcas apuntan a hacer un uso sustentable de sus productos, y han largado toallitas ecológicas o reutilizables.

Son de tela, y se pueden lavar, para que ser usadas en varios ciclos de secado. La desventaja de estos productos es que no retienen demasiado tiempo el perfume, por lo que el resultado no será el mismo que con las descartables.

Igualmente, es cuestión de que las pruebes y elijas la mejor.

Otros usos de las toallitas para secadoras…

Al ser húmedas y estar impregnadas con una riquísima fragancia, algunas personas les han descubierto otros usos extras. Por ejemplo, sirven para limpiar superficies con polvo, dejando el plus de un riquísimo aroma.

Los mejores usos para toallitas para secadoras

Si colocas estos prácticos pañitos en los filtros del aire acondicionado, te aseguras una refrigeración cien por ciento perfumada.

También puedes usarlas para combatir los malos olores de tu bote de basura. Las colocas en el fondo de éste, y te evitas todos los disgustos que puede provocarte la basura.

¿Tu olla tiene grasa que es difícil de quitar? Deja remojando por una hora con agua y una toallita… Luego de ese tiempo podrás eliminar fácilmente esa grasa pegada

Elimina la electricidad estática de tu cepillo para el cabello con estos útiles pañitos

¿Quieres más? Si eres un viajero frecuente y te preocupa el estado de tu ropa, coloca unas cuantas toallas en el fondo de tu equipaje. Así al llegar del hotel tengas prendas totalmente perfumadas.

Seguramente que tras leer este artículo te ha picado el gusanillo de la curiosidad y quieres ir a probarlas, por todos los beneficios que le generan a tus prendas de vestir.

No pierdas tiempo, ve al supermercado más próximo y prepárate para que tus prendas tengan una suavidad que pocas veces habrás visto antes.

Una de las dudas más frecuentes de los usuarios al decidir adquirir una secadora suele ser que la secadora encoge la ropa. Pero, ¿qué ropa encoge? ¿cuáles son las fibras o prendas más susceptibles?

Y tal vez las preguntas más importantes: ¿Es realmente cierto que esto sucede? ¿y de ser así cómo puedo evitarlo?

Esta premisa tiene algo de realidad, pues ciertamente las altas temperaturas tienden a encoger las fibras y por ende la ropa cambia su tamaño en algunos casos. Sin embargo es algo que se ve en las secadoras antiguas.

Es recomendable que ciertas prendas sean secadas a bajas temperaturas

La tecnología actual permite que estos dispositivos sequen la ropa a una temperatura menor (en algunos casos con un grado adecuado de humedad para facilitar el planchado), lo que se traduce en un mejor secado y un cuidado especial a las prendas, evitando daños en los tejidos y por supuesto, que se encojan

La secadora encoge la ropa: ¿Cierto o Falso?
La tecnología actual otorga un mejor cuidado a los tejidos delicados

Pero veamos qué debemos tomar en cuenta para impedir que la ropa se reduzca y otros posibles daños.

¿Qué tejidos se encogen en la secadora?

Los tejidos naturales son los más propensos a encogerse

Estos tejidos son: la lana, el algodón, rayón,  la seda y el lino. Este tipo de fibras delicadas suelen cambiar su forma y tamaño si son expuestos a altas temperaturas.

Es por ello que por lo general, las prendas fabricadas con este tipo de fibras traen una advertencia en la etiqueta para indicar cómo debe ser el modo de lavado y secado.

¿Por qué se encoge la ropa en la secadora?

Esto sucede porque a mayor temperatura, movimiento y presión exista en el tambor mayores probabilidades de que la ropa se le hagan nudos. Cuando esto sucede el tejido se compacta y se une entre sí, lamentablemente cuando esto sucede es muy difícil de separarlos.

¿Es cierto que la secadora encoge la ropa?

Esto pasa usualmente con ropa hecha de lana y algodón, y es que ambos tienen una característica común, compactarse es la respuesta ante una situación de peligro:

  • En el caso de la lana se compacta para que las ovejas no sufran con el frío.
  • Mientras que en el caso del algodón, esta es la manera de que tiene la semilla de protegerse del mundo exterior.

Prendas en perfecto estado

Con la tecnología actual son muy pocas las secadoras que dañan las fibras, sobre todo si son utilizadas de la forma correcta. Los diferentes fabricantes de este tipo de  electrodomésticos de línea blanca, se han esmerado en incluir distintas tecnologías.

Es justamente esta evolución lo que permite el cuidado exclusivo de cada tejido, pensando siempre en mantener las prendas como nuevas.

En este apartado te contamos cuáles son las mejores secadoras del Corte Inglés

¿Cómo evitar que se encojan las prendas en la secadora?

Evitar que la secadora encoja la ropa no es cosa de otro mundo, te daremos algunos tips para que protejas tus prendas más preciadas:

  • Seca los tejidos por separado.
  • Selecciona el ciclo de secado adecuado para cada tejido, el cual tendrá la temperatura y el tiempo preciso para que las prendas se mantengan en perfecto estado.
  • Esto puede ser algo obvio, pero no está de más recordarlo: Lee la etiqueta de cada prenda para tomar las precauciones pertinentes. Los símbolos de secado te dirán cuál ciclo es el mejor para cada tipo de tejido
  • No metas demasiada carga a tu secadora. Solo la obligarás a gastar más energía y emplear temperaturas más altas para terminar el ciclo de secado.
  • Selecciona el ciclo indicado para cada tejido. La mayoría de las secadoras actuales tienen programas especiales para tejidos delicados como la lana y el algodón.
Las mejores secadoras de evacuación, guía de compras y reviews

En nuestra web tenemos toda la información que necesitas sobre las secadoras de bomba de calor y las secadoras de condensación que incluyen estos programas de cuidado especial a tus prendas.

Una de las dudas más frecuentes de los usuarios al decidir adquirir una secadora suele ser que la secadora encoge la ropa. Pero, ¿qué ropa encoge? ¿cuáles son las fibras o prendas más susceptibles?

Y tal vez las preguntas más importantes: ¿Es realmente cierto que esto sucede? ¿y de ser así cómo puedo evitarlo?

Esta premisa tiene algo de realidad, pues ciertamente las altas temperaturas tienden a encoger las fibras y por ende la ropa cambia su tamaño en algunos casos. Sin embargo es algo que se ve en las secadoras antiguas.

Es recomendable que ciertas prendas sean secadas a bajas temperaturas

La tecnología actual permite que estos dispositivos sequen la ropa a una temperatura menor (en algunos casos con un grado adecuado de humedad para facilitar el planchado), lo que se traduce en un mejor secado y un cuidado especial a las prendas, evitando daños en los tejidos y por supuesto, que se encojan

La secadora encoge la ropa: ¿Cierto o Falso?
La tecnología actual otorga un mejor cuidado a los tejidos delicados

Pero veamos qué debemos tomar en cuenta para impedir que la ropa se reduzca y otros posibles daños.

¿Qué tejidos se encogen en la secadora?

Los tejidos naturales son los más propensos a encogerse

Estos tejidos son: la lana, el algodón, rayón,  la seda y el lino. Este tipo de fibras delicadas suelen cambiar su forma y tamaño si son expuestos a altas temperaturas.

Es por ello que por lo general, las prendas fabricadas con este tipo de fibras traen una advertencia en la etiqueta para indicar cómo debe ser el modo de lavado y secado.

¿Por qué se encoge la ropa en la secadora?

Esto sucede porque a mayor temperatura, movimiento y presión exista en el tambor mayores probabilidades de que la ropa se le hagan nudos. Cuando esto sucede el tejido se compacta y se une entre sí, lamentablemente cuando esto sucede es muy difícil de separarlos.

¿Es cierto que la secadora encoge la ropa?

Esto pasa usualmente con ropa hecha de lana y algodón, y es que ambos tienen una característica común, compactarse es la respuesta ante una situación de peligro:

  • En el caso de la lana se compacta para que las ovejas no sufran con el frío.
  • Mientras que en el caso del algodón, esta es la manera de que tiene la semilla de protegerse del mundo exterior.

Prendas en perfecto estado

Con la tecnología actual son muy pocas las secadoras que dañan las fibras, sobre todo si son utilizadas de la forma correcta. Los diferentes fabricantes de este tipo de  electrodomésticos de línea blanca, se han esmerado en incluir distintas tecnologías.

Es justamente esta evolución lo que permite el cuidado exclusivo de cada tejido, pensando siempre en mantener las prendas como nuevas.

En este apartado te contamos cuáles son las mejores secadoras del Corte Inglés

¿Cómo evitar que se encojan las prendas en la secadora?

Evitar que la secadora encoja la ropa no es cosa de otro mundo, te daremos algunos tips para que protejas tus prendas más preciadas:

  • Seca los tejidos por separado.
  • Selecciona el ciclo de secado adecuado para cada tejido, el cual tendrá la temperatura y el tiempo preciso para que las prendas se mantengan en perfecto estado.
  • Esto puede ser algo obvio, pero no está de más recordarlo: Lee la etiqueta de cada prenda para tomar las precauciones pertinentes. Los símbolos de secado te dirán cuál ciclo es el mejor para cada tipo de tejido
  • No metas demasiada carga a tu secadora. Solo la obligarás a gastar más energía y emplear temperaturas más altas para terminar el ciclo de secado.
  • Selecciona el ciclo indicado para cada tejido. La mayoría de las secadoras actuales tienen programas especiales para tejidos delicados como la lana y el algodón.
Las mejores secadoras de evacuación, guía de compras y reviews

En nuestra web tenemos toda la información que necesitas sobre las secadoras de bomba de calor y las secadoras de condensación que incluyen estos programas de cuidado especial a tus prendas.

¿Qué hay cuando mi secadora no seca? ¿qué se puede hacer para solucionar de inmediato este inconveniente? En este artículo se explicará paso a paso qué se debe hacer para detectar por qué no funciona la secadora.

Si la secadora no seca no es el fin

En el caso de que la secadora deje de secar, no debes entrar en pánico, pues es probable que lo puedas resolver. La mayoría de los casos en que las secadoras no secan, la causa es falta de mantenimiento. En otros, se debe a los componentes eléctricos que han sufrido algún daño.

Tambor de la secadora

Sea como fuese, lo importante es que sí hay solución a estos inconvenientes. Incluso, en ocasiones ni hará falta que llames a un especialista para que te ayude a resolver el problema.

Claro, antes de saber cómo solucionar el problema o inconveniente, es necesario conocer la forma en que trabajan las secadoras.

Los pasos dependen del funcionamiento de secadora

Las secadoras trabajan con distintos funcionamientos y principios, pero todas tratan de llegar al mismo destino: secar la ropa. Es importante identificar qué clase de secadora se tiene en el hogar.

Cuando ya has identificado esto, te puedes colocar manos a la obra y detectar cuál podría ser el problema realmente. Por ello, las soluciones más inmediatas dependen de qué secadora tienes en tu hogar:

Si mi secadora de condensación no seca

Con la secadora de condensación el aire del alrededor pasa por una tubería de absorción hasta llegar a unas resistencias. Dado que las resistencias se encuentran calientes, al pasar ellas, el aire se calienta mucho y se dirige hacia el tambor donde está la ropa.

Al momento de tener contacto con ella, el aire caliente absorbe la humedad y sale hasta llegar al espacio de condensación. Al enfriarse, el vapor se vuelve agua y va hacia un envase o una tubería de salida.

De allí que, una de las revisiones que se debe realizar son las fuentes de entrada de aire. Si no pasa aire por las resistencias, estas no tendrán nada que calentar y, por ende, no llegará aire caliente al tambor. En tal caso, debe limpiarse y eliminar cualquier obstáculo en la boca de succión.

Además, las fuentes de salida tienden a taparse debido a las pelusas que desprenden las ropas ocasionando que la secadora no haga su trabajo. De ahí la importancia de limpiar y eliminar cualquier cosa que obstaculice la salida del agua.

Hacer una limpieza del filtro de la secadora después de cada ciclo de secado hará que tu secadora tenga más vida útil

Otro factor que puede hacer que la secadora no seque es que las resistencias ya no estén trabajando al 100%. Hacer revisión trimestral o semestral de esto ayudará a detectar el momento oportuno para cambiarlo.

Si mi secadora de evacuación no seca

En el caso de la secadora de evacuación, el aire del alrededor pasa por medio de unas tuberías hasta llegar a unas resistencias. Después de que el aire haya tenido contacto con las resistencias, se calienta y se dirige al tambor donde está la ropa húmeda.

Allí, el vapor absorbe la humedad y se dirige a la tubería de salida para ser drenado. Por ello, se debe limpiar la tubería de entrada de aire. Así circulará el aire necesario pasando por las  resistencias, calentándose y llegando al tambor para secar la ropa.

¿Tu secadora no seca? Descubre qué hacer en ese caso

Es importante que inspecciones que las tuberías de salida de aire y agua no tengan algún impedimento al momento de ser desechadas. Porque esto podría causar un colapso, haciendo que la secadora no haga su trabajo.

Además, con el paso del tiempo puede que las resistencias vayan perdiendo fuerza o el bajo voltaje influya en su rendimiento. Sea como sea, esto hace que la secadora deje de funcionar.

Es por ello que deberás verificar cada cierto tiempo el estado de las resistencias de tu secadora, de modo que evites problemas mayores.

Si mi secadora con bomba de calor no seca

La secadora con bomba de calor tiene una característica particular. En este caso, el aire que circula por el sistema es echado por un ventilador interno. El aire que expulsa se dirige al calentador que contiene un líquido con la capacidad de generar altas temperaturas, calentando el aire.

Este sale del calentador y se dirige hacia el tambor donde está la ropa húmeda. Allí, el aire caliente hace que la humedad de la ropa se evapore y terminan secándose.

Limpiar el filtro ayuda a un secado más eficiente

El aire caliente en conjunto con la humedad pasa a un condensador. Al enfriarse el aire de vapor se vuelve agua y el aire se seca.  El aire frío y seco sale del condensador y vuelve al calentador para comenzar con el ciclo de nuevo.

En el caso de que la secadora no quiera secar hay que ver si tiene suficiente refrigerante. No olvides examinar si el líquido para calentar es suficiente o hay que añadirle un poco más. Asimismo, se debe limpiar el filtro para que la secadora funcione.

Lee nuestra comparativa sobre las mejores secadoras de Conforama y encuentra la ideal para tu hogar.

Sugerencias generales

Lee estos consejos adicionales para que puedas identificar a tiempo un problema, y de esta forma evitarás problemas serios a tu dispositivo, dándole una vida útil por más años.

  1. Observar si hay alguna desviación de calor que pueda perjudicar el secado. Quizás una ruptura o que los sellos están dañados. En tal caso, debe ser reparado o cambiado.
  2. Como estas máquinas trabajan con calor, es necesario que la temperatura del ambiente sean mayor a los 5°c.
  3. Examinar los sensores. Estos son los que dan las señales para que el proceso de secado se lleve a cabo. Hay que ver si están en buen estado y cumpliendo con el papel asignado. De no ser así, hay que reponerlos.
  4. Observar el funcionamiento del termostato para ver si la secadora permite que el aire se caliente a la temperatura adecuada o no.
Cómo solucionar los problemas de tu secadora

Anteriormente, una de las tareas más difíciles en el hogar era lavar la ropa. Además, en muchas zonas las temperaturas o la humedad en el ambiente dificultan que la ropa se seque fácilmente.

La invención de las lavadoras y secadoras sin dudas han hecho más fácil la vida de las personas, ayudando a ahorrar tiempo y energías. De hecho, ha habido tantos avances en los últimos años que hasta el más pequeño de la casa puede lavar su propia ropa e incluso secarla.

Así que no dejes que un pequeño problema baje tu calidad de vida. Ahora puedes decir: Sé qué hacer si mi secadora no seca.

¿Qué hay cuando mi secadora no seca? ¿qué se puede hacer para solucionar de inmediato este inconveniente? En este artículo se explicará paso a paso qué se debe hacer para detectar por qué no funciona la secadora.

Si la secadora no seca no es el fin

En el caso de que la secadora deje de secar, no debes entrar en pánico, pues es probable que lo puedas resolver. La mayoría de los casos en que las secadoras no secan, la causa es falta de mantenimiento. En otros, se debe a los componentes eléctricos que han sufrido algún daño.

Tambor de la secadora

Sea como fuese, lo importante es que sí hay solución a estos inconvenientes. Incluso, en ocasiones ni hará falta que llames a un especialista para que te ayude a resolver el problema.

Claro, antes de saber cómo solucionar el problema o inconveniente, es necesario conocer la forma en que trabajan las secadoras.

Los pasos dependen del funcionamiento de secadora

Las secadoras trabajan con distintos funcionamientos y principios, pero todas tratan de llegar al mismo destino: secar la ropa. Es importante identificar qué clase de secadora se tiene en el hogar.

Cuando ya has identificado esto, te puedes colocar manos a la obra y detectar cuál podría ser el problema realmente. Por ello, las soluciones más inmediatas dependen de qué secadora tienes en tu hogar:

Si mi secadora de condensación no seca

Con la secadora de condensación el aire del alrededor pasa por una tubería de absorción hasta llegar a unas resistencias. Dado que las resistencias se encuentran calientes, al pasar ellas, el aire se calienta mucho y se dirige hacia el tambor donde está la ropa.

Al momento de tener contacto con ella, el aire caliente absorbe la humedad y sale hasta llegar al espacio de condensación. Al enfriarse, el vapor se vuelve agua y va hacia un envase o una tubería de salida.

De allí que, una de las revisiones que se debe realizar son las fuentes de entrada de aire. Si no pasa aire por las resistencias, estas no tendrán nada que calentar y, por ende, no llegará aire caliente al tambor. En tal caso, debe limpiarse y eliminar cualquier obstáculo en la boca de succión.

Además, las fuentes de salida tienden a taparse debido a las pelusas que desprenden las ropas ocasionando que la secadora no haga su trabajo. De ahí la importancia de limpiar y eliminar cualquier cosa que obstaculice la salida del agua.

Hacer una limpieza del filtro de la secadora después de cada ciclo de secado hará que tu secadora tenga más vida útil

Otro factor que puede hacer que la secadora no seque es que las resistencias ya no estén trabajando al 100%. Hacer revisión trimestral o semestral de esto ayudará a detectar el momento oportuno para cambiarlo.

Si mi secadora de evacuación no seca

En el caso de la secadora de evacuación, el aire del alrededor pasa por medio de unas tuberías hasta llegar a unas resistencias. Después de que el aire haya tenido contacto con las resistencias, se calienta y se dirige al tambor donde está la ropa húmeda.

Allí, el vapor absorbe la humedad y se dirige a la tubería de salida para ser drenado. Por ello, se debe limpiar la tubería de entrada de aire. Así circulará el aire necesario pasando por las  resistencias, calentándose y llegando al tambor para secar la ropa.

¿Tu secadora no seca? Descubre qué hacer en ese caso

Es importante que inspecciones que las tuberías de salida de aire y agua no tengan algún impedimento al momento de ser desechadas. Porque esto podría causar un colapso, haciendo que la secadora no haga su trabajo.

Además, con el paso del tiempo puede que las resistencias vayan perdiendo fuerza o el bajo voltaje influya en su rendimiento. Sea como sea, esto hace que la secadora deje de funcionar.

Es por ello que deberás verificar cada cierto tiempo el estado de las resistencias de tu secadora, de modo que evites problemas mayores.

Si mi secadora con bomba de calor no seca

La secadora con bomba de calor tiene una característica particular. En este caso, el aire que circula por el sistema es echado por un ventilador interno. El aire que expulsa se dirige al calentador que contiene un líquido con la capacidad de generar altas temperaturas, calentando el aire.

Este sale del calentador y se dirige hacia el tambor donde está la ropa húmeda. Allí, el aire caliente hace que la humedad de la ropa se evapore y terminan secándose.

Limpiar el filtro ayuda a un secado más eficiente

El aire caliente en conjunto con la humedad pasa a un condensador. Al enfriarse el aire de vapor se vuelve agua y el aire se seca.  El aire frío y seco sale del condensador y vuelve al calentador para comenzar con el ciclo de nuevo.

En el caso de que la secadora no quiera secar hay que ver si tiene suficiente refrigerante. No olvides examinar si el líquido para calentar es suficiente o hay que añadirle un poco más. Asimismo, se debe limpiar el filtro para que la secadora funcione.

Lee nuestra comparativa sobre las mejores secadoras de Conforama y encuentra la ideal para tu hogar.

Sugerencias generales

Lee estos consejos adicionales para que puedas identificar a tiempo un problema, y de esta forma evitarás problemas serios a tu dispositivo, dándole una vida útil por más años.

  1. Observar si hay alguna desviación de calor que pueda perjudicar el secado. Quizás una ruptura o que los sellos están dañados. En tal caso, debe ser reparado o cambiado.
  2. Como estas máquinas trabajan con calor, es necesario que la temperatura del ambiente sean mayor a los 5°c.
  3. Examinar los sensores. Estos son los que dan las señales para que el proceso de secado se lleve a cabo. Hay que ver si están en buen estado y cumpliendo con el papel asignado. De no ser así, hay que reponerlos.
  4. Observar el funcionamiento del termostato para ver si la secadora permite que el aire se caliente a la temperatura adecuada o no.
Cómo solucionar los problemas de tu secadora

Anteriormente, una de las tareas más difíciles en el hogar era lavar la ropa. Además, en muchas zonas las temperaturas o la humedad en el ambiente dificultan que la ropa se seque fácilmente.

La invención de las lavadoras y secadoras sin dudas han hecho más fácil la vida de las personas, ayudando a ahorrar tiempo y energías. De hecho, ha habido tantos avances en los últimos años que hasta el más pequeño de la casa puede lavar su propia ropa e incluso secarla.

Así que no dejes que un pequeño problema baje tu calidad de vida. Ahora puedes decir: Sé qué hacer si mi secadora no seca.

Cuando vas a secar tu ropa tras el lavado, sueles encontrar que en las prendas hay demasiados símbolos. Muchos de ellos suelen ser de fácil identificación, pero, en otros tantos, cuesta identificar a qué hacen referencia. Es por ello que en este apartado te contamos lo qué debes saber sobre los símbolos de secado

Conocerlos es necesario para no cometer errores en el modo de secado. ¿Por qué? Porque con eso te ahorrarás un mal trago al ver tu ropa encogida o estirada.

La necesidad de conocer los símbolos de la secadora

Generalmente, en las etiquetas de la ropa, puedes encontrar una serie de pequeños símbolos de lavado. Ellos te indican cómo se debe lavar cada prenda y cuál debe ser el proceso de secado.

Esas mismas indicaciones, muchas veces están compartidas en los símbolos de la secadora, que ayudan a facilitar la tarea.

Hay telas que son mucho más delicadas que otras, y no pueden estar expuestos al agua caliente ya que podrían encoger, o al secado bajo el sol o el viento por el tipo de fibra con el que han sido fabricadas.

Principalmente, los símbolos de lavado y secado de ropa están relacionados con género del que está hecha la prenda. 

Aunque parezca un dato menor, para mantener la integridad de las prendas que utilizas, es necesario conocer específicamente de qué va cada uno de los símbolos. A continuación, una lista de la simbología más utilizada.

Símbolos de secado en secadora

Como podrás ver en algunas etiquetas de ropa, las prendas te alertan sobre cuáles pueden ser secadas en una secadora de ropa (ya sea semiautomática o automática) o cuáles no debieran ser secadas allí.

¿Conoces los símbolos del secado?  Te contamos todo

Esto último sucede generalmente con la ropa interior o con tejidos que son muy delicados. Este símbolo de secado se encuentra, en la mayoría de los casos, en el tercer lugar, luego de las indicaciones del lavado.

Descubre las mejores secadoras de Media Markt en este apartado donde seleccionamos las 4 más resaltantes.

Para identificar si se puede o no usar secadora, debes verificar el símbolo del cuadrado. Las diferentes variantes son:

Símbolos sobre el uso de la secadora

Símbolo de un cuadrado con un círculo dentro: esto indica que la prenda puede ser sometida a una secadora de ropa para su proceso de secado.

símbolos de secado

Dentro de este símbolo,  puede haber dos variantes:

Si el símbolo, además del círculo dentro, tiene un punto, esto indica que se debe secar con secado delicado, y a baja temperatura. Si dentro del círculo hay dos puntos, quiere decir que la prenda puede ser expuesta al proceso normal de secado.

símbolos de secado

Símbolo de un cuadrado con un círculo adentro, pero tachado: indica que esa prenda no puede ser secada con secadora de ropa. El secado debe ser natural.

símbolos de se cado natural

Símbolos sobre la posición de la prenda al secar

-Símbolo de un cuadrado con una línea vertical: indica que la prenda se debe secar en posición vertical

Símbolo de un cuadrado con dos líneas verticales: quiere decir que se debe secar en posición vertical, pero sin escurrir.  Sucede generalmente con tejidos o géneros cuyas fibras se encogen, por lo que es preferible dejar que el agua caiga naturalmente.

símbolos de secado

Símbolo de un cuadrado, con una línea horizontal en el medio, y con una línea diagonal en la esquina superior izquierda: indica que la prenda debe ser secada a la sombra, y en forma horizontal.

Símbolo de un cuadrado, con dos líneas horizontales en el medio, y con una línea diagonal en la esquina superior izquierda: indica que la prenda debe ser secada a la sombra, en forma horizontal, pero sin escurrir.

Símbolos de secado de ropa sobre el uso de un tendedero

Símbolo de un cuadrado con una línea curva en el extremo superior: indica que la prenda puede ser secada en un tendedero, y por tanto, sostenida con broches.

Esta aclaración sirve, sobre todo, para prendas que al ser tan finas o delicadas, se pueden llegar a marcar por el uso de broches para ropa.

símbolos sobre uso en el tendedero

Estos códigos también los puedes encontrar como símbolos en la secadora. Una vez que los tengas identificados, será mucho más fácil para ti a la hora de utilizar tu secadora.

Recuerda que debes combinarlos con los símbolos de lavado, que también figuran en las etiquetas de la ropa. De esa manera, te aseguras la conservación integral de tu prenda preferida.

Ya que conoces los símbolos de la secadora, tu ropa se verá aún mejor.

Cuando vas a secar tu ropa tras el lavado, sueles encontrar que en las prendas hay demasiados símbolos. Muchos de ellos suelen ser de fácil identificación, pero, en otros tantos, cuesta identificar a qué hacen referencia. Es por ello que en este apartado te contamos lo qué debes saber sobre los símbolos de secado

Conocerlos es necesario para no cometer errores en el modo de secado. ¿Por qué? Porque con eso te ahorrarás un mal trago al ver tu ropa encogida o estirada.

La necesidad de conocer los símbolos de la secadora

Generalmente, en las etiquetas de la ropa, puedes encontrar una serie de pequeños símbolos de lavado. Ellos te indican cómo se debe lavar cada prenda y cuál debe ser el proceso de secado.

Esas mismas indicaciones, muchas veces están compartidas en los símbolos de la secadora, que ayudan a facilitar la tarea.

Hay telas que son mucho más delicadas que otras, y no pueden estar expuestos al agua caliente ya que podrían encoger, o al secado bajo el sol o el viento por el tipo de fibra con el que han sido fabricadas.

Principalmente, los símbolos de lavado y secado de ropa están relacionados con género del que está hecha la prenda. 

Aunque parezca un dato menor, para mantener la integridad de las prendas que utilizas, es necesario conocer específicamente de qué va cada uno de los símbolos. A continuación, una lista de la simbología más utilizada.

Símbolos de secado en secadora

Como podrás ver en algunas etiquetas de ropa, las prendas te alertan sobre cuáles pueden ser secadas en una secadora de ropa (ya sea semiautomática o automática) o cuáles no debieran ser secadas allí.

¿Conoces los símbolos del secado?  Te contamos todo

Esto último sucede generalmente con la ropa interior o con tejidos que son muy delicados. Este símbolo de secado se encuentra, en la mayoría de los casos, en el tercer lugar, luego de las indicaciones del lavado.

Descubre las mejores secadoras de Media Markt en este apartado donde seleccionamos las 4 más resaltantes.

Para identificar si se puede o no usar secadora, debes verificar el símbolo del cuadrado. Las diferentes variantes son:

Símbolos sobre el uso de la secadora

Símbolo de un cuadrado con un círculo dentro: esto indica que la prenda puede ser sometida a una secadora de ropa para su proceso de secado.

símbolos de secado

Dentro de este símbolo,  puede haber dos variantes:

Si el símbolo, además del círculo dentro, tiene un punto, esto indica que se debe secar con secado delicado, y a baja temperatura. Si dentro del círculo hay dos puntos, quiere decir que la prenda puede ser expuesta al proceso normal de secado.

símbolos de secado

Símbolo de un cuadrado con un círculo adentro, pero tachado: indica que esa prenda no puede ser secada con secadora de ropa. El secado debe ser natural.

símbolos de se cado natural

Símbolos sobre la posición de la prenda al secar

-Símbolo de un cuadrado con una línea vertical: indica que la prenda se debe secar en posición vertical

Símbolo de un cuadrado con dos líneas verticales: quiere decir que se debe secar en posición vertical, pero sin escurrir.  Sucede generalmente con tejidos o géneros cuyas fibras se encogen, por lo que es preferible dejar que el agua caiga naturalmente.

símbolos de secado

Símbolo de un cuadrado, con una línea horizontal en el medio, y con una línea diagonal en la esquina superior izquierda: indica que la prenda debe ser secada a la sombra, y en forma horizontal.

Símbolo de un cuadrado, con dos líneas horizontales en el medio, y con una línea diagonal en la esquina superior izquierda: indica que la prenda debe ser secada a la sombra, en forma horizontal, pero sin escurrir.

Símbolos de secado de ropa sobre el uso de un tendedero

Símbolo de un cuadrado con una línea curva en el extremo superior: indica que la prenda puede ser secada en un tendedero, y por tanto, sostenida con broches.

Esta aclaración sirve, sobre todo, para prendas que al ser tan finas o delicadas, se pueden llegar a marcar por el uso de broches para ropa.

símbolos sobre uso en el tendedero

Estos códigos también los puedes encontrar como símbolos en la secadora. Una vez que los tengas identificados, será mucho más fácil para ti a la hora de utilizar tu secadora.

Recuerda que debes combinarlos con los símbolos de lavado, que también figuran en las etiquetas de la ropa. De esa manera, te aseguras la conservación integral de tu prenda preferida.

Ya que conoces los símbolos de la secadora, tu ropa se verá aún mejor.

A la hora de decidir si comprar o no una secadora de ropa, uno de los principales interrogantes que rondan por la cabeza del potencial usuario es acerca del consumo de energía. Como imaginarás, sumar un nuevo electrodoméstico significará, un aumento en tu boleta de luz.

De igual manera, las comodidades que brinda el tener una secadora de ropa, sobre todo para las personas que viven en la ciudad, es inigualable. Sobre todo, teniendo en cuenta que algunas ciudades hasta han prohibido el colgar ropa en terrazas o balcones.

Por ello, y para tomar una buena decisión, es preferible que sepas cuánto consume una secadora de ropa.

Cuánto consume una secadora de ropa gas

Si bien ya casi no se utilizan, todavía existen algunos artefactos que tienen al gas como fuente de energía.  En este caso, resultan bastante más económicas, dado que el coste del gas es bastante menor que el de la energía eléctrica.

Consumo de una secadora de ropa. Aprende a calcular

Para poder acceder a este tipo de secadoras de ropa, se debe tener conexión fija y subterránea de gas natural. Es más difícil de instalar, por lo que ya prácticamente se extinguió su uso.

Aprende a calcular el consumo de una secadora de ropa

En este caso, cabe hacer una diferenciación, que dependerá del tipo de secadora de ropa. Es decir, según sean de evacuación, condensación o con bomba de calor.

Para poder conocer el consumo mensual de energía, basta con hacer unas simples cuentas: el consumo medio de una secadora de ropa se calcula en 270 W por hora.

Generalmente, los ciclos de secado duran entre 60 y 120 minutos, según el tipo de prenda.  

Aprende a calcular el gasto energético de tu secadora

Según cuántos ciclos de secado hagas, puedes calcular cuánto consume tu secadora. Esto no es un dato para nada menor, pero no es para desalentar el uso de las secadoras eléctricas, sino para fomentar un uso responsable.

En la siguiente tabla verás cuál es el promedio de consumo de cada tipo de secadora, así podrás calcular cuanta energía gasta la que tienes en casa. Estos datos te sirven de base para un presupuesto mensual

Tipo de secadoraConsumo por hora (kWh)
Bomba de calor 2,2 kWh
Condensación 4,2 kWh
Evacuación 4,8 kWh

Sigue leyendo para que conozcas a fondo porqué el consumo de cada una de ellas, y de cómo esto se relaciona con la tecnología de secado de cada dispositivo.

1. Secadoras de evacuación

En el caso de las secadoras de evacuación, el agua se despide a través de un tubo externo. Son las más económicas en el mercado, pero a la vez, las que más consumen.

Por ciclo de secado, con una carga de 8 kilos, consumen 4,8 kWh. Se calcula que una familia promedio, trabaja con al menos dos ciclos de secado cada vez que utiliza la secadora de ropa.

Al trabajar con resistencias eléctricas, que deben calentar el aire cada vez que ingresa, y luego tener que expulsar la humedad, el gasto energético es bastante elevado. Además, para poder hacer uso de tipo de secadoras, se debe contar con un espacio amplio y al aire libre, para la evacuación del agua.

Descubre las mejores secadoras. Guía de compras y reviews

2. Secadoras de condensación

Funcionan de manera muy similar a las secadoras de evacuación. También deben calentar el aire a partir de resistencias eléctricas.

Pero, la diferencia radica en que, en vez de evacuar el agua, estas secadoras condensan la humedad en un compartimiento especial, destinado para tal fin.

Si bien el consumo de energía es apenas menor, sigue siendo un gasto alto de energía. Por ciclo de lavado, es decir, por 8 kilos de ropa, consume 4,2 kWh.

3. Secadoras con bomba de calor

Son la opción que menor gasto energético suponen. Y la reducción es bastante superior, dado que por ciclo de lavado, también de 8 kilos, sólo consumen 2,2 kWh.

Esto es, porque calientan el aire con un motor eléctrico, y, a su vez, el aire caliente se recicla, y no debe ser recalentado cada vez que ingresa al tambor.

Tambor secadora

Lo que puede llegar a desalentar la compra de este tipo de secadora de ropa eléctrica es su precio elevado. Lo que más conviene es hacer cálculos, entre cual es el ahorro de energía, pero cuánto más se paga en comparación a las de evacuación o condensación.

Sin embargo, son las secadoras más modernas y sofisticadas, por lo que todo apunta a que terminarán siendo las más vendidas en el mercado.

Clasificación energética de las secadoras de ropa

Otra manera de medir cuál es el consumo la secadora de ropa es según su clasificación energética. Esto se hace observando las etiquetas.  

Verás que están representadas con las primeras letras del abecedario, siendo la A la de mayor eficiencia energética, mientras que la letra D representa a las secadoras con mayor gasto energético.  

Igualmente, en la actualidad, las secadoras de tipo B y C son las que menos se venden (las de tipo D ya no se fabrican).

Secadoras de tipo A

Dentro de las secadoras de tipo A, existen otras denominaciones.

Existen las secadoras A+++, las secadoras A++, y las secadoras A+.  

Las que más permiten ahorrar energía son las de triple +, aunque las tres son ideales para personas que deseen reducir sus facturas de electricidad y el impacto ambiental.

etiqueta energética

Descubre qué hacer cuando tu secadora ha dejado de secar la ropa eficientemente en este artículo que hicimos para ti

Tips para disminuir el consumo de una secadora de ropa

Además de elegir un artefacto de los que se señalaron anteriormente, puedes apuntar a hacer otras cosas, que también te ayudarán a disminuir el consumo:

  • Utilizar la secadora sólo cuando sea estrictamente necesario. Si bien la vida diaria suele ser bastante intensa para todos, si se tiene tiempo extra el fin de semana, y además se cuenta con el espacio físico, aprovechar para secar al aire natural. Cuando llegue el invierno o días de lluvia intensa, la secadora de ropa eléctrica será una gran aliada, y sin duda aliviará esa tarea.
  • Separar la ropa. No se pueden mezclar los tejidos que conlleven diferentes tiempos de secado. Esto hará que la máquina deba trabajar mucho más, y hasta termine arruinando las prendas. Por lo tanto, es conveniente hacer ciclos de secado estableciendo categorías según el tipo de tela.
  • Trabajar con los grados de secado. Las máquinas más modernas permiten establecer diferentes grados para secar la ropa. Si la ropa se retira antes de que termine todo el proceso, se puede ahorrar hasta un 20% de energía.
  • Otra opción es ingresar la ropa sólo unos minutos, y terminar el secado de manera natural.
  • Mantener el artefacto en condiciones. Esto conlleva limpiar y quitar las pelusas, y mantener el motor a punto, para que no exista un gasto de energía innecesario.

A la hora de decidir si comprar o no una secadora de ropa, uno de los principales interrogantes que rondan por la cabeza del potencial usuario es acerca del consumo de energía. Como imaginarás, sumar un nuevo electrodoméstico significará, un aumento en tu boleta de luz.

De igual manera, las comodidades que brinda el tener una secadora de ropa, sobre todo para las personas que viven en la ciudad, es inigualable. Sobre todo, teniendo en cuenta que algunas ciudades hasta han prohibido el colgar ropa en terrazas o balcones.

Por ello, y para tomar una buena decisión, es preferible que sepas cuánto consume una secadora de ropa.

Cuánto consume una secadora de ropa gas

Si bien ya casi no se utilizan, todavía existen algunos artefactos que tienen al gas como fuente de energía.  En este caso, resultan bastante más económicas, dado que el coste del gas es bastante menor que el de la energía eléctrica.

Consumo de una secadora de ropa. Aprende a calcular

Para poder acceder a este tipo de secadoras de ropa, se debe tener conexión fija y subterránea de gas natural. Es más difícil de instalar, por lo que ya prácticamente se extinguió su uso.

Aprende a calcular el consumo de una secadora de ropa

En este caso, cabe hacer una diferenciación, que dependerá del tipo de secadora de ropa. Es decir, según sean de evacuación, condensación o con bomba de calor.

Para poder conocer el consumo mensual de energía, basta con hacer unas simples cuentas: el consumo medio de una secadora de ropa se calcula en 270 W por hora.

Generalmente, los ciclos de secado duran entre 60 y 120 minutos, según el tipo de prenda.  

Aprende a calcular el gasto energético de tu secadora

Según cuántos ciclos de secado hagas, puedes calcular cuánto consume tu secadora. Esto no es un dato para nada menor, pero no es para desalentar el uso de las secadoras eléctricas, sino para fomentar un uso responsable.

En la siguiente tabla verás cuál es el promedio de consumo de cada tipo de secadora, así podrás calcular cuanta energía gasta la que tienes en casa. Estos datos te sirven de base para un presupuesto mensual

Tipo de secadoraConsumo por hora (kWh)
Bomba de calor 2,2 kWh
Condensación 4,2 kWh
Evacuación 4,8 kWh

Sigue leyendo para que conozcas a fondo porqué el consumo de cada una de ellas, y de cómo esto se relaciona con la tecnología de secado de cada dispositivo.

1. Secadoras de evacuación

En el caso de las secadoras de evacuación, el agua se despide a través de un tubo externo. Son las más económicas en el mercado, pero a la vez, las que más consumen.

Por ciclo de secado, con una carga de 8 kilos, consumen 4,8 kWh. Se calcula que una familia promedio, trabaja con al menos dos ciclos de secado cada vez que utiliza la secadora de ropa.

Al trabajar con resistencias eléctricas, que deben calentar el aire cada vez que ingresa, y luego tener que expulsar la humedad, el gasto energético es bastante elevado. Además, para poder hacer uso de tipo de secadoras, se debe contar con un espacio amplio y al aire libre, para la evacuación del agua.

Descubre las mejores secadoras. Guía de compras y reviews

2. Secadoras de condensación

Funcionan de manera muy similar a las secadoras de evacuación. También deben calentar el aire a partir de resistencias eléctricas.

Pero, la diferencia radica en que, en vez de evacuar el agua, estas secadoras condensan la humedad en un compartimiento especial, destinado para tal fin.

Si bien el consumo de energía es apenas menor, sigue siendo un gasto alto de energía. Por ciclo de lavado, es decir, por 8 kilos de ropa, consume 4,2 kWh.

3. Secadoras con bomba de calor

Son la opción que menor gasto energético suponen. Y la reducción es bastante superior, dado que por ciclo de lavado, también de 8 kilos, sólo consumen 2,2 kWh.

Esto es, porque calientan el aire con un motor eléctrico, y, a su vez, el aire caliente se recicla, y no debe ser recalentado cada vez que ingresa al tambor.

Tambor secadora

Lo que puede llegar a desalentar la compra de este tipo de secadora de ropa eléctrica es su precio elevado. Lo que más conviene es hacer cálculos, entre cual es el ahorro de energía, pero cuánto más se paga en comparación a las de evacuación o condensación.

Sin embargo, son las secadoras más modernas y sofisticadas, por lo que todo apunta a que terminarán siendo las más vendidas en el mercado.

Clasificación energética de las secadoras de ropa

Otra manera de medir cuál es el consumo la secadora de ropa es según su clasificación energética. Esto se hace observando las etiquetas.  

Verás que están representadas con las primeras letras del abecedario, siendo la A la de mayor eficiencia energética, mientras que la letra D representa a las secadoras con mayor gasto energético.  

Igualmente, en la actualidad, las secadoras de tipo B y C son las que menos se venden (las de tipo D ya no se fabrican).

Secadoras de tipo A

Dentro de las secadoras de tipo A, existen otras denominaciones.

Existen las secadoras A+++, las secadoras A++, y las secadoras A+.  

Las que más permiten ahorrar energía son las de triple +, aunque las tres son ideales para personas que deseen reducir sus facturas de electricidad y el impacto ambiental.

etiqueta energética

Descubre qué hacer cuando tu secadora ha dejado de secar la ropa eficientemente en este artículo que hicimos para ti

Tips para disminuir el consumo de una secadora de ropa

Además de elegir un artefacto de los que se señalaron anteriormente, puedes apuntar a hacer otras cosas, que también te ayudarán a disminuir el consumo:

  • Utilizar la secadora sólo cuando sea estrictamente necesario. Si bien la vida diaria suele ser bastante intensa para todos, si se tiene tiempo extra el fin de semana, y además se cuenta con el espacio físico, aprovechar para secar al aire natural. Cuando llegue el invierno o días de lluvia intensa, la secadora de ropa eléctrica será una gran aliada, y sin duda aliviará esa tarea.
  • Separar la ropa. No se pueden mezclar los tejidos que conlleven diferentes tiempos de secado. Esto hará que la máquina deba trabajar mucho más, y hasta termine arruinando las prendas. Por lo tanto, es conveniente hacer ciclos de secado estableciendo categorías según el tipo de tela.
  • Trabajar con los grados de secado. Las máquinas más modernas permiten establecer diferentes grados para secar la ropa. Si la ropa se retira antes de que termine todo el proceso, se puede ahorrar hasta un 20% de energía.
  • Otra opción es ingresar la ropa sólo unos minutos, y terminar el secado de manera natural.
  • Mantener el artefacto en condiciones. Esto conlleva limpiar y quitar las pelusas, y mantener el motor a punto, para que no exista un gasto de energía innecesario.